8 de junio de 2018

Reseña: Cariño, cuánto te odio

Título: Cariño, cuánto te odio 
Autor: Sally Thorne 
Editorial: Espasa
Páginas: 416
Precio: 17,57€ (TAPA BLANDA)

Sinopsis: Lucy Hutton es la asistente de una editora de la vieja escuela, preocupada por la calidad de los títulos que publica. La editora se ve obligada a fusionar su pequeña editorial con una gran editorial comercial, y Lucy se ve obligada a trabajar con Joshua Templeman, el asistente del editor en jefe de la otra editorial, preocupado únicamente por las ventas. Lucy y Joshua se convierten inmediatamente en enemigos, pero del odio al amor ya sabemos que hay sólo un paso…

Opinión Personal: Antes que nada tengo que decir que este libro es el preferido de una amiga mía, que me lo recomendó encarecidamente. Según ella, este era uno de esos libros de romance, original y divertido, que se len de una tajada. Bien, ¿Quereis saber que me pareció a mi? pues, me pareció casi todo eso, pero a la vez, esperaba mas. Me explicaré. 

Desde un inicio tal y como indica la sinopsis conocemos a Lucy una empleada en una editorial que esta justamente por debajo del puesto mas alto de la empresa, pero no esta sola en esta posición, pues esta obligada a compartirlo con Joshua. Ninguno de los dos esta agusto el uno con el otro, o mejor dicho no se dan cuenta de que han pasado tanto tiempo con una mas que palpable tensión sexual entre ellos, que los simples e "inocentes" jueguecitos de miradas, y los continuos, mutuos y sarcásticas pullitas que se lanzan cada día en el trabajo, están a punto de desencadenar en una explosión de sensualidad y como no, de lujuria, que transformara sus vidas para siempre. 
Y es que si algo puede hacer llevar a otro nivel esta no-relación es la posibilidad de que Lucy tenga un romance. A partir de aquí todo empieza.   
Me ha gustado mucho que la autora no haya alargado el dramatismo familiar, y también que Joshua resulte ser el tímido y en cambio sea Lucy la que tiene mas desparpajo, por así decirlo. En cambio, sera que me habían asegurado tanto que no pararía de reír en este libro, porque el humor era tan bueno (que no digo que no hayan ávido cosas graciosas), que supongo que esperaba mas en sentido, o quizás también fue porque sobretodo al principio, los jueguecitos que se traen los protagonistas me parecían un poco infantiles. Por suerte la autora supo cuando terminar con ellos y empezar con algo mas...serio, que es cuando me empezó a gustar, mas a mi.    
La historia en general es divertida, y mas o menos antes de llegar a la mitad del libro empieza lo bueno (según mi criterio). En general tanto la historia, como los personajes me han parecido buenos, y me ha gustado la manera que tiene la autora de escribir y ayudar que sea ameno y entretenido. Así que en general me gusto, pero no me encanto. 

Conclusión: Cariño, cuánto te odio, es una novela ligera, divertida y romántica, que cumple perfectamente con su cometido: entretener. Un libro que se puede leer en cualquier momento, pues es ameno y entretenido. 
Nota:
Bueno

7 comentarios:

  1. Hola!
    Este libro lo tengo pendiente de leer y espero hacerlo pronto, no pinta nada mal.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Seguro que te gustara. Como he dicho es bastante entretenido, además de tener algunas escenas bastante picantes XD.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. hOLA,soy de la iniciativa seamos seguidores, ya te sigo y te invito a mi blog, nos leemos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Gracias por seguirme y participar en la iniciativa, enseguida voy a ver tu blog.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. Hola.

    A mí me gustó mucho, una de las mejores lecturas para mí de 2017. Espero con impaciencia que se publique más de la autora.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mi también me gusto, a ver si como tu dices la autora se anima, y publica de nuevo pronto.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Pues a mí lo único por lo que me llamaba era por el humor, también me lo habían vendido como que no pararía de reír...ahora ya no estoy tan segura.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar